Mi bebé no gatea, solo quiere andar ?>

Mi bebé no gatea, solo quiere andar

Es usual asociar a los bebés con el acto de gatear. Por lo general este es lo que antecede a los primeros pasos del bebito. Hecho que se ha inmortalizado en la sabiduría popular, porque “hay que gatear antes de caminar”.

Sin embargo, hay algunos pequeños que parecen estar impacientes, quieren saltarse este primer momento e ir directo a caminar. ¿Debe ser esto motivo de desvelo por parte de los familiares?

 

Los que se saltan las reglas

Lo primero que se debe tener en cuenta es que cada persona es un universo, por lo que no se tiene que siempre actuar de la misma manera. Pero no es menos cierto que la generalidad señala que los bebés deben gatear como paso previo a caminar. Normalmente esto ocurre entre los ocho y once meses de vida.

¿Qué pasa cuando el niño no quiere gatear? Las razones de este fenómeno pueden ser variadas, pero en muchas ocasiones están relacionadas con el “carácter” del niño.

Puede ser que tu bebé sea más suelto, y de alguna manera no vea la necesidad de trasladarse en cuatro puntos si puede levantarse e intentar caminar en dos. Recuerda que esto no tiene que ser raro, pues ve a sus padres caminar constantemente y tratan de repetir este acto por imitación. Hay casos de bebés que gatean luego de aprender a caminar.

La razón más común para que los niños caminen en vez de gatear es que los padres tratan de saltarse este paso y le enseñan y ayudan a pararse sobre sus dos pies. ¿Por qué no es recomendable? Sencillo, mientras gatea el bebito aprende a dominar sus músculos y su sistema motor en general. Así tiene mayor control muscular a la hora de caminar, por lo que le será más fácil.

Por ello, no le pongas un andador antes de tiempo. Deja que gatee por el piso, o mejor aún, prepara un área de la casa para impulsarle a gatear. Así irá conociendo el mundo que le rodea de a poco, y en estas etapas iniciales de la vida es mejor no saltarse pasos.


Comments are closed.